viernes, 10 de febrero de 2012

PARA SENTIRTE MÁS FELIZ, ACEPTA TUS AÑOS CON GUSTO.

Cuando se tiene alrededor de veinte años se piensa que se será eternamente joven. Los mayores parecen ser un tema anecdótico y la adultez o la vejez están ubicadas en un horizonte en otra galaxia.
La llegada de los años, siempre más rápida que lo imaginado, coge a la gente un tanto desprevenida y le causa no pocos temores.
Y el mundo entero parece confabulado para equiparar juventud con felicidad.
Pero eso no es cierto, cada edad tiene sus alegrías y sus problemas. Y la ventaja suele estar en el lado adulto : más conocimientos, más experiencia, más sabiduría de vida, más ganas de vivir con gozo cada hora del día.
Así que, hagamos los ajustes que los años nos pidan hacer y sigamos para adelante.
Además, como dijo algún bromista : si no envejecemos, ¿cuál es la alternativa que queda? A los que no les gusta la vejez, pues tendrán que morir jóvenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario