viernes, 30 de septiembre de 2011

PARA SENTIRTE FELIZ, COORDINA TUS METAS.

Si nos ponemos objetivos en la vida ya estamos haciendo mucho por nuestra dicha.
Pero fallamos si unas metas se orientan en dirección totalmente opuesta a otras metas.
Dicen que es como si cada una de las llantas de un automóvil intentara ir en dirección opuesta a las otras.
Viviendo, cuando sientas una desazón revisa si puede deberse a que estás tratando de alcanzar dos metas que se contraponen. Y piensa si vale la pena luchar por las dos, cuál meta prefieres por ser realmente valiosa para ti.
Tal vez no puedas conciliar trabajo y familia, o estudios y diversión, o dinero con tu ética, o libertad con soledad, o paz con actividad excesiva.
Mira, revisa, equilibra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario