martes, 6 de septiembre de 2011

ARREPENTIMIENTO.

Saber administrarlo, variando nuestras formas de pensar y de obrar, puede ayudar a nuestra felicidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario