sábado, 18 de febrero de 2017

PARA SENTIRTE MÁS FELIZ, NO TE DEJES IMPRESIONAR POR EL MAL



Sabemos que el mal es una realidad en el mundo. Lo fue ayer, lo es hoy, lo será mañana.
No lo podemos ignorar.

El mal suele ser como una cachetada fuerte. Porque se presenta con un cinismo solapado o con un descaro agresivo.
Pero solapado o agresivo, duele y ofende.
Y es por ello que impresiona nuestro ánimo hasta el punto de cegarnos ante la presencia del bien, que también está presente y es una realidad en el mundo.

Pero el bien es suave y reservado, por lo que no tiene la rudeza del mal, es como una caricia suave que consuela.  Y nos impresiona menos, hasta puede pasar desapercibido.
El bien es como una sonrisa, el mal es como una mueca grotesca.
Saber disfrutar la sonrisa y no asustarnos por la mueca nos ayudará a ser más felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario