domingo, 30 de marzo de 2014

PARA SENTIRTE MÁS FELIZ, NO POSTERGUES ATENDER LO QUE TE PREOCUPA .


A los motivos de preocupación necesitamos encararlos.
A veces, por temor, preferimos postergar el hacerlo. Tal vez esperamos que las preocupaciones pasen solas.  Podría ocurrir si se tratara de asuntos leves o que no dependen de nosotros.  Pero no en casos serios.
Necesitamos sentir que avanzamos bien en todo aspecto de nuestra vida.
Si somos conscientes de que hay temas pendientes o áreas en conflicto, nuestro bienestar desaparece.
Nadie nos conoce como nosotros mismos.  Sabemos qué y porqué nos preocupa.
Encara lo que te preocupa. Tal vez no lo puedas resolver del todo, pero te habrás quitado un estorbo en tu estado de ánimos.
En este caso NO ES "cuestión aplazada, cuestión ganada".  En este caso es : "cuestión aplazada, cuestión aumentada".

No hay comentarios:

Publicar un comentario