viernes, 5 de octubre de 2012

PARA SENTIRTE MÁS FELIZ, ¡MUÉVETE!

Conversando con algunos jovencitos he notado que expresan como un máximo logro de felicidad el quedarse tumbados en la cama por todo el día.
Quizá funcione para quien haya estado sobre exigido físicamente por un buen tiempo, o sometido a situaciones muy estresantes.  Pero en la vida normal creo que es lo peor para el bienestar.
Y no se trata de convertirse en atleta ni de vivir en los gimnasios.  Se trata de, simplemente, moverse para hacer las propias tareas.
Hoy se habla mucho de practicar una variedad de disciplinas físicas. Si a alguien le interesan, está muy bien.
Pero, sin tener que usar ropa especial, sin dedicar horas extras, sin profesores o entrenadores, sin pagos extras, podemos limpiar nuestra casa, limpiar y ordenar los libros de nuestra biblioteca, cuidar el jardín, lavar el auto, limpiar lunas, atendernos en nuestra comida o nuestra ropa, ir caminando a sitios más o menos cercanos, salir a hacer nuestras compras.
Nos sentiremos fortalecidos y satisfechos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario